jueves, 22 de abril de 2010

No, no tengo valores...

Hago las cosas por puro egoísmo y me siento bien: me gusta.
Pero hay momentos que hasta yo me preocupo por los demás. No por valores, no. Por mi, porque me importan.Pero por mí.

La gente que es buena por naturaleza, debería asomarse al balcón de vez en cuando. Con cuidado, que sopla el viento. No se vayan a romper.